Cuando Butrageño falló el gol del título celayense frente al arco en la 95-96

Cuando Butrageño falló el gol del título celayense frente al arco en la 95-96

Emilio ‘El Buitre’ Butrageño llegó a México procedente del Real Madrid para la temporada 1995-1996.

En su primer temporada, el último torneo largo de la historia, Butrageño llevó al Celaya a la gran final del torneo, lo que lo convirtió en ícono cajetero y Leyenda del Futbol Mexicano.

Celaya ascendía a la primera división del futbol mexicano luego de derrotar al Pachuca en la final de ascenso 94-95.

Butrageño, acompañado de Tiba, Iván Hurtado, Sergio Bueno, Antonio Alcántara, Víctor Rodríguez, entre otros, realizaron una campaña regular más que aceptable.

En 34 partidos Celaya sumó 52 puntos, 14 victorias, 10 empates y las mismas derrotas, calificándose así a la fiesta grande en el cuarto peldaño general.

Cuartos de Final vs Monterrey

El Atlético Celaya ganaba su pase a las finales del futbol mexicano en su reingreso a la Primera División. En los cuartos de final se vieron las caras con el Monterrey del ‘Cabrito’ Arellano, que terminó quinto de la general.

En la ida en el Tecnológico, Celaya ganaba con dos goles de diferencia anotados por Emilio Butrageño, sin embargo Rayados acortó al 64’ por vía de David Patiño, que había entrado de cambio, y empató al 68 desde los once pasos por conducto del argentino Sergio Ariel Verdirame, luego de una infracción dentro del área sobre Luis Miguel Salvador.

Para la vuelta en la cabecera municipal de Guanajuato, celayenses y regiomontanos no se harían daño. Igualaron a ceros luego de un encuentro carente de espectáculo y emociones fuertes.

Semifinales vs Veracruz

Con el empate global 2 a 2 y por mejor posición en la tabla general, Celaya se clasificó a las semifinales del último torneo largo de la historia. Para estas instancias sus rivales en turno serían los Tiburones Rojos del Veracruz.

Los escualos de Antonio Carlos Santos, Antonio Apud, Niver Arboleda, ‘Halconcito’ Peña y su técnico, Tomás Boy, recibieron en el Luis Pirata Fuente al Celaya de Butrageño y compañía para caer por la mínima diferencia luego de la solitaria anotación de Salvador Mercado.

Para el regreso en el Miguel Alemán Valdés, los del puerto vivieron una pesadilla al caer 5 goles por uno.

El chileno Luis Richard Zambrano Chávez, ex Santos Laguna y Deportivo Cali, se mandó un soberbio póker digno de enmarcar. Convirtió al 16, 25, 35 y 51.

‘El Buitre’ hizo el quinto de la noche y Antonio Carlos Santos descontó para los Tiburones Rojos.

Finalmente, el marcador global quedaba 6 a 1 y la escuadra cajetera accedía, sorprendiendo a todo mundo, a la gran final del futbol mexicano. Ahí se mediría, poder a poder, contra los Hidrorayos del Necaxa, un equipazo también de época que había quedado segundo de la general y que dejó fuera a las águilas del América.

Final vs Necaxa

La cita para la gran final de ida fue el primero de mayo de 1996 en el Estadio Miguel Alemán Valdés, recinto que todo Celaya y medio Guanajuato abarrotaron para ver al equipo de moda.

Fue un partido muy apretado en medio campo donde el juego ríspido y las imprecisiones por parte de ambos equipos fueron una constante.

Celaya lo intentaba con desbordes y centros de ‘Tiba’ que buscaban la cabeza del chileno Richard Zambrano.

A Necaxa le costaba muchísimo hilar jugadas colectivas que les permitieran ofender a los locales. Sin embargo, al 25 del primer tiempo, tras un balonazo largo y sin idea de Uwe Wolf, los centrales celayenses se confiaron dejando botar el balón dentro del área grande.

Iván Hurtado intentó sin éxito despejar el balón con una media tijera. Sin embargo, para su mala fortuna, el balón quedó flotando dentro del área, esto le permitió a Peláez avivarse frente a sus marcadores y ganar el balón de cabeza por arriba para incrustarlo ante la precipitada salida de Hugo Pineda.

‘Tiba’ no salió fino, erró muchos pases y centros. Ni Zambrano ni Butrageño pudieron entenderse y el primer tiempo acabó con un Celaya dominado por el rayo.

Ya en el segundo tiempo los Toros se pararon mejor sobre el terreno de juego y al 57 se encontraron con el gol de la igualada gracias a un remate de Carlos Hernández luego de un acertado recentro de Emilio Butrageño.

Necaxa lo intentaba con centros de Aguinaga y Celaya buscaba a base de contragolpes y balonazos. No obstante, el juego brusco y el constante dialogo entre jugadores y colegiado acabaron con la fluidez del partido, mismo que terminó en igualada a unos.

Los Rayos de Manuel Lapuente recibían al Atlético Celaya en el Estadio Azteca para la final de vuelta ante más de 80 mil espectadores. Un gran hito que quedará para la historia por el gran número de aficionados celayenses que se dieron cita en el Coloso de Santa Úrsula.

Al equipo del Buitre le bastaba ganar por un gol para conseguir el campeonato y a los Rayos les bastaba con el empate a ceros para consagrarse bicampeones.

El partido inició parejo, se luchaba mucho en medio campo por la posesión del balón. Ambos equipos querían asegurar el campeonato y no arriesgaban de más.

Richard Zambrano mandó un cañonazo apenas al minuto dos que Nicolás Navarro atajó con oficio. Necaxa respondió con un remate de Uwe Wolf que apenas y salió desviado.

Los Hidrorayos, muy a su estilo, jugaron a guardar el marcador aguantando abajo y esperando por algún letal contragolpe.

Los rojiblancos aguardaron valientes con el camión atrás. Todo el segundo tiempo versó sobre un Celaya volcado al frente. Butrageño, Zambrano y Carlos Hernández llegaban y llegaban, pero ‘Cuchillo’ Herrera, Tavo Becerril y Uwe Wolf impedían que sus embates fructificaran. Además, el meta rayo, Nicolás Navarro, demostró que la suerte estaba de su lado cuando se salvó de ser perforado en los instantes finales.

En las postrimerías del partido, Peláez se tiró de chilena pero su remate salió desviado. Ya sobre el límite del añadido, Armando Cabrera mandó un centro preciso a la ubicación de Emilio Butrageño.

El español quedó absolutamente solo frente al arco necaxista con la oportunidad de consagrarse como máximo ídolo celayense y dador del que sería su primer título de liga. Pero sorpresivamente su cabezazo salía sumamente desviado y se esfumaba la esperanza de título para una ciudad que vivió ilusionada y desbordando alegría por un año entero.

¿Quieres revivir este anecdótico momento del Celaya y del ‘Buitre’ Butrageño? No pierdas más tiempo, reproduce el video y revive la historia del campeón sin corona y su máxima leyenda.

Puede interesarte:

2 comentarios en «Cuando Butrageño falló el gol del título celayense frente al arco en la 95-96»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *