Cabinho, ¿el mejor extranjero en la historia del futbol mexicano?

Hugo Sánchez y Cabinho, campeones de goleo.

Si de goles hablamos, Cabinho se pinta solo: es el máximo romperredes en la historia del balompié nacional.

Evanivaldo Castro Silva, ‘Cabinho’, llegó a nuestro país para defender los colores de los Pumas de la UNAM en la temporada 74-75.

Durante su primera campaña con los universitarios marcó 16 goles y posteriormente se consagraría campeón de goleo en 4 temporadas seguidas.

Convirtió 29 tantos en la 75-76, para la 76-77 anotó 34, en la 77-78 marcó 33 y en la 78-79 festejó en 26 ocasiones.

Era conocido como ‘Cabo’ o ‘Cabinho’ por su adepto gusto a la ropa con camuflaje estilo militar.

Con el equipo azul y oro consiguió el campeonato de la 76-77 bajo las ordenes del director técnico húngaro Jorge Marik. Le ganaron a la Universidad de Guadalajara uno a cero con anotación única del Capo.

En 1979 fue traspasado al Atlante, equipo donde fue tres veces campeón de goleo en la 79-80 (30), 80-81 (29) y 81-82 (32). A pesar de marcar 108 goles con el Potro, no pudo campeonar con ellos.

A lo largo de su trayectoria en el futbol mexicano anotó 312 goles en 481 partidos.

Pasó al León en 1979, equipo con el que logró su último campeonato de goleo con 23 dianas en la 84-85.

Posteriormente regresó a su país para jugar con el Paysandú Sport Club pero inmediatamente volvió a México para fichar con los Tigres y ahí retirarse.

Se fue, por supuesto, como el mejor anotador de goles de toda la historia de México, con 312. 8 títulos de goleo, 11 Citlalis y 1 campeonato. Un portento imposible, increíble, invencible, irrepetible, irreal.

Evanivaldo ha llorado mucho, según ha platicado, por la tristeza de no ser reconocido en México como se merece.

Es por eso que aquí le dedicamos este documental, con el fin de mantener viva su inigualable memoria futbolística, esperando que las nuevas generaciones de aficionados al futbol conozcan y reconozcan lo que este jugador hizo por nuestro deporte.

Puede interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *